Taraxacum officinale

dandelion | diente de león | pissenlit officinal

El diente de león (Taraxacum officinale), también conocido como achicoria amarga y meacamas, es una especie de la familia de las asteráceas.

Es una planta medicinal herbácea perenne , crece de 20 a 50 centímetros de alto, con raíz primaria larga y carnosa. Tiene hojas alternas lanceoladas y dentadas, con una nervadura central, dispuestas en roseta a nivel del suelo.

Se le considera como una “mala hierba”, sus hojas, flores ramas raíces y tallo se utilizan  en  preparaciones culinarias y se le atribuyen numerosas propiedades medicinales.

Se encuentra en lugares de clima templado, y crece salvajemente. Es una de las principales especies  utilizada en la actividad apícola, las abejas visitan sus flores, entregando muy buena cantidad de néctar y polen.

taxOnomy

kingdOm

plantae

clasS

magnoliopsida

Order

Asterales

familY

Asteraceae

genUs

taraxacum

Usos en medicina popular

Es una planta depurativa, indicada para purificar el organismo de elementos tóxicos. Puede actuar en el hígado, riñón y la vesícula biliar, y con su efecto diurético evita la aparición de piedras en el riñón. También es un tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca de alcohol.

Para uso tópico es eficaz para limpiar la impurezas de la piel, acné, urticaria. Estas propiedades se deben a su contenido de inulina, ácidos fenólicos y sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios a la piel.

En medicina popular es usado para diversas recetas y composiciones con otros fitoremedios, principalmente como:

hepático / biliar
antirreumático, espasmolítico, anaflogístico, diurético
antidiscrático.

Propiedades medicinales

Propiedades culinarias

Equilibrio ambiental

Usos culinarios

En las artes culinarias de países del Mediterráneo es apreciada la ensalada primaveral hecha ya sea solamente con las hojas de taraxacum o mezclada con otras verduras.

También los pétalos de las flores pueden contribuir a dar sabor y color a ensaladas mixtas. Los botones de las flores se preparan con aceite de oliva. Las flores también se pueden preparar en pastel e incluso fritas (rehogadas). Los tiernos brotes basales se pueden consumir al natural o con aceite de oliva extravirgen o salteados en una sartén con ajo.

En muchas regiones de Europa se preparaba una mermelada de estas flores. También se prepara un vino de diente de león.